LA LESIÓN DE D’ANGELO RUSSELL MÁS GRAVE DE LO ESPERADO. CARLOS RUIZ SÁNCHEZ 

Últimos minutos del partido que enfrentaba a los Brooklyn Nets, contra los Utah Jazz en Salt Lake City, D’Angelo Russell se retiraba cojeando en dirección al banco con lo que parecía un mal apoyo en la caída, el jugador era atendido en los vestuarios por el equipo médico de los Jazz, mientras que Kenny Atkinson calmaba los malos augurios en la sala de prensa.

La franquicia neoyorquina confirma que D’Angelo Russell sufrió una contusión en su rodilla izquierda, y por consiguiente era alistado como “day-to-day” para los siguientes partidos de temporada regular. Mientras que por otro lado, Adrian Wojnarowski, periodista de la ESPN, comunicaba que la lesión del Angelito era más grave de lo que contaba el equipo, y que este se sometería a más pruebas para averiguar que le sucedía en realidad.

Como era de esperar, Russell no llegó para disputar el partido contra los Boston Celtics, 3 días después del encuentro en el que se retiró lesionado. Por parte de los Nets el mensaje seguía siendo el mismo, la franquicia anunciaba que seguiría informando sobre el estado de salud del joven base, y Atkinson se reafirmaba admitiendo que esperaba la vuelta del jugador a corto plazo, aludiendo a los problemas que causan las bajas de Jeremy Lin y el propio D’Angelo Russell a la rotación.

Todo siguió siendo un secreto a voces hasta la madrugada del pasado viernes 17 de Noviembre, los Brooklyn Nets recibían en el Barclays Center a los Utah Jazz y la afición esperaba el comunicado sobre el estado de salud de D’Angelo Russell, la franquicia sorprendía anunciando que el jugador debería someterse a una cirugía, y el propio Angelito subía una foto desde el hospital.

 

Se confirmaban los peores presagios, el Angelito debía pasar por quirófano, para que se le retiraran unos “cuerpos extraños” de su rodilla izquierda, que derivaron de la contusión sufrida en el partido contra los Jazz. Los Brooklyn Nets califican ahora la baja de D’Angelo como indefinida, aunque Sean Marks aclaró que esperan que el base vuelva esta misma temporada, por lo que no van a pedir una DPE, como si han hecho con Jeremy Lin, por el cual la NBA le ha otorgado una excepción de 6 millones de dólares.

Tras la cirugía, y pese a que los neoyorquinos no hayan querido fijar una fecha para la vuelta del Angelito a las canchas es inevitable echar cuentas. Si el Angelito sigue el proceso de rehabilitación al pie de la letra y no hay ningún contratiempo el base podría volver al ruedo, siendo optimistas, en Enero. Pudiendo disputar así más de la mitad de los partidos de temporada regular.

De todas formas, es bastante improbable que volvamos a ver a D’Angelo Russell en esas fechas por tema de política de los Brooklyn Nets, y a la vez por la propia genética del Angelito. En primer lugar, se espera que los Nets quieran alargar la vuelta de Russell hasta después del fin de semana del All Star, asegurando de esta manera que el jugador llegue 100% recuperado, disputando un número de partidos que no supondrían una gran carga para el jugador.

El tema genético es algo más serio y preocupante, D’Angelo Russell podría padecer lo que se conoce como “genu valgo”. Lo que provoca que los ejes de sus rodillas estén torcidos, por lo que el apoyo se produce sobre un punto constante haciendo sobrecarga, lo que le hace predisponer a rupturas de ligamentos y meniscopatías. Además, parece que la contusión provocó una microfactura, cuya osificación se producirá de manera irregular.

La única manera de solventar este problema, sería que el Angelito tomara sesiones intensas de trabajo en el gimnasio, en especial fortaleciendo sus piernas, para tratar así de lidiar con su predisposición a las lesiones. Estas sesiones deberían tener lugar una vez D’Angelo esté recuperado de su lesión, por lo tanto podría comenzar a trabajar en Enero, y volver, como desea la dirección de los Brooklyn Nets, una vez pasado el fin de semana del All Star.

Por el momento solo queda esperar para ver como evoluciona Russell tras la cirugía, que decisión toma finalmente el equipo respecto a su vuelta, y si el equipo técnico y el propio Angelito se ponen a trabajar en fortalecer esas rodillas.  Por otro lado a Kenny Atkinson se le complica cada vez más el puzzle para armar una rotación competitiva con las piezas disponibles en el roster. Habrá que esperar la llegada de algún jugador, con esa DPE de 6 millones de dólares que facilite el rompecabezas de los Brooklyn Nets.

Fuente: http://www.somosbasket.com